IGP Logo

OVS identifica deformación en la superficie de la caldera del volcán Ubinas

Anomalía fue corroborada luego de analizar la información recopilada en dos trabajos de campo efectuados en la zona.


Vulcanólogos del Observatorio Vulcanológico del Sur (OVS) del Instituto Geofísico del Perú (IGP), anunciaron la identificación de una zona de deformación en la caldera del volcán Ubinas, esto después de analizar la información recopilada en dos trabajos de campo efectuados sobre esta parte del macizo en octubre y diciembre de 2015.

Esta anomalía, ubicada a 360 metros al suroeste del cráter del Ubinas, tiene una extensión de 160 m de largo por 43 m de ancho, la cual se aprecia como un pequeño colapso y deslizamiento. Dentro de los límites de este cuerpo se observan diferentes grietas y orificios.

Asimismo, se infiere la existencia de un punto de afloramiento, ubicado en el borde interior de la pared sur de la caldera de dicho volcán, por donde se emitieron fluidos (ej. vapor de agua) que generaron este colapso y deslizamiento.

Con base en ello, el OVS señala que es posible que una antigua fisura se haya reactivado. Esta zona de debilidad (falla o fractura) permitiría el ascenso de fluidos (principalmente vapor de agua) generada por el calentamiento del sistema hidrotermal.

“Esta deformación denota una importante actividad en el sistema hidrotermal, relacionada a las actuales condiciones sísmicas y térmicas que se observan en el actual proceso eruptivo, mas no modifica ni varía sustancialmente el desarrollo del mismo”, explicó el Dr. Orlando Macedo, director del Observatorio.

Diversos orificios se encuentran en el límite de esta zona de deformación.