El segundo volcán más activo del Perú, por el Ing. José Torres Aguilar

 

Por Ing. José Luis Torres Aguilar, vulcanólogo del Instituto Geofísico del Perú - Sede Arequipa

El volcán Sabancaya es considerado el segundo volcán más activo del Perú y está ubicado a 75 km al noroeste de la ciudad de Arequipa. Actualmente, se encuentra en erupción. Aunque este no es su primer proceso eruptivo, pues según registros históricos el volcán hizo erupción en el año 1750, 1784-1785 y más recientemente entre 1990-1998. Por supuesto, también existen registros geológicos que datan erupciones aún más antiguas.

El Sabancaya inició su actual erupción el 6 de noviembre de 2016, luego de registrar la primera explosión a las 20:40 horas. Este evento explosivo generó un sismo de magnitud 3.4ML y grandes volúmenes de cenizas que fueron expulsados desde el cráter del volcán. Durante los primeros dos meses de actividad eruptiva se observaban hasta 110 explosiones por día y centenares de sismos fueron registrados diariamente por el IGP bajo el aparato volcánico; además, las columnas eruptivas alcanzaron hasta los 5.5 km de altura sobre el cráter.

Pero el inicio de esta actividad había sido pronosticado y debidamente reportado a las autoridades en el año 2013, cuando la red sísmica nacional del IGP registró varios sismos de magnitudes moderadas altas (5.7 ML) en las cercanías del volcán Sabancaya durante febrero de ese año. Inmediatamente, el IGP instaló una red de sismómetros en los alrededores de este macizo dando inicio, de esta manera, a la vigilancia continua del volcán. Durante los siguientes tres años, el IGP ha realizado importantes investigaciones científicas y gran cantidad de reportes que detallaban la actividad preerutiva que, luego de noviembre 2016, devino en una plena erupción.

El Instituto Geofísico del Perú es miembro del Comité Científico-Técnico para la Gestión del Riesgo Volcánico de la Región Arequipa y está en monitoreo permanente del volcán Sabancaya, reportando semanalmente información precisa de la situación actual de este coloso. Eventualmente, se emiten alertas de caída de cenizas, cuya información es rápidamente difundida en todos los distritos y centros poblados en salvaguarda de sus habitantes.

Aún no es posible determinar cuándo culminará este proceso eruptivo. Existe la probabilidad que se prolongue por varios años más, tal como sucedió en su última erupción entre 1990 y 1998. Sin embargo, cualquier cambio del estado actual del volcán será inmediatamente reportado por el IGP, como miembro del Comité Científico-Técnico, a las autoridades y población.

Publicado en la edición impresa del diario Correo Arequipa el 24 de abril del 2018