Ticsani: ¿camino hacia una próxima erupción?, por el Ing. John Cruz

 

Por Ing. John Cruz Igme, vulcanólogo del Instituto Geofísico del Perú - Sede Arequipa

La zona sur del Perú pertenece a la Zona Volcánica Central de los Andes, donde encontramos 16 volcanes activos y potencialmente activos. En las últimas décadas, se han observado procesos eruptivos en los volcanes Ubinas y Sabancaya; sin embargo, a 60 km al noreste de la ciudad de Moquegua se encuentra un coloso volcánico cuya última erupción fue hace menos de 400 años: el volcán Ticsani.

Este macizo es considerado como un volcán activo “de alto riesgo” debido a la afectación que podría causar a los distritos aledaños en una erupción. Anteriormente (1999, 2005 y 2006), ya se había observado actividad sísmica y deformación importante en la zona del volcán Ticsani; es por ello que el Instituto Geofísico del Perú (IGP) desplegó una moderna red de monitoreo volcánico sobre esta región, adquiriendo información y analizando datos ininterrumpidamente desde 2014.

Tras el detallado estudio de la actividad de este volcán nos preguntamos: ¿el Ticsani está próximo a hacer erupción? Los resultados del monitoreo muestran que esta región presenta una importante actividad sísmica vinculada a influencia de fluidos provenientes desde las profundidades. Decenas de sismos ocurren de forma inusitada durante horas o a veces días (enjambres sísmicos) bajo el volcán; se observan también sismos que indican traslado de magma entre reservorios de magma en profundidad. Sumado a esto, se ha detectado anomalías térmicas de baja intensidad que han ido aumentando en temperatura estos últimos años.

De iniciarse una erupción se encontrarían en riesgo alrededor de 12100 personas de los distritos próximos a este macizo, tales como San Cristóbal, Carumas y Cuchumbaya. Afortunadamente, el IGP ha presenciado los procesos eruptivos del Ubinas y Sabancaya, perfeccionando así un modelo de pronóstico de erupciones basado en la observación de diversos tipos de sismos que ocurren formando una secuencia o patrón. Este modelo de pronóstico puede ser aplicado a este coloso y a los demás volcanes del sur del Perú.

De presentarse avances claros del magma hacia la superficie que indiquen la inminencia de una erupción, la red sísmica del Ticsani constituirá la primera “línea de defensa”, pues permitirá a los especialistas realizar los análisis respectivos, llegar a un pronóstico y, eventualmente, lanzar una alerta oportuna. El IGP realiza investigación y monitoreo utilizando información obtenida a través de diferentes métodos de estudio (sismicidad, deformación del suelo, temperatura, gases y señales eléctricas), con lo cual genera reportes quincenales de actividad e informes técnicos que fortalecen la misión de mantener prevenida a la población. En el IGP asumimos el compromiso de vigilar las 24 horas el comportamiento de este volcán.

Publicado en la edición impresa del diario Correo Arequipa el 15 de mayo del 2018