IGP Logo

Vulcanólogos del OVS ascendieron a la caldera del Ubinas para inspeccionar la emisión de fumarolas

Entre el 05 y 07 de agosto, profesionales del Observatorio se desplazaron hacia las inmediaciones de este macizo. Asimismo, mediante imágenes satelitales se confirmó la presencia de un cuerpo de magma en el fondo del cráter.


Entre el 05 y 07 de agosto pasado, un equipo de profesionales del Observatorio Vulcanológico del Sur (OVS) se desplazó hacia las inmediaciones del volcán Ubinas para realizar una inspección de la caldera de este macizo y verificar in-situ la emisión de fumarolas, efectuar mediciones geofísicas de potencial espontáneo e identificar rastros de la caída de proyectiles balísticos como consecuencia de la explosión del 25 de julio, la más fuerte registrada en lo que va del año.

El ascenso hacia este punto del volcán se realizó en una hora y media de caminata, partiendo desde los 5000 msnm hasta alcanzar el borde de la caldera, ubicado a 5672 msnm. Sin embargo, y pese a tener la posibilidad de ingresar a la caldera para inspeccionar el cráter del volcán, no efectuaron esta labor por medidas de seguridad y por indicaciones recibidas desde la oficina central del OVS en Arequipa, ya que en esos momentos se registraban señales sísmicas vinculadas a una posible explosión/exhalación, evento que se registraría horas más tarde.

Los profesionales del OVS constataron la emisión constante de gases de coloración azulina (gases magmáticos), tomaron imágenes y video de esta parte del volcán. Cabe precisar que en el último reporte técnico emitido este martes por el OVS, se confirmó el registro de un cuerpo de magma en el fondo del cráter del Ubinas los días 05 y 06 de agosto, esto por medio de imágenes térmicas satelitales proporcionadas por el Servicio Geológico Japonés y corroborado por dos anomalías térmicas registradas por el sistema MIROVA.

REGISTRO DE PROYECTILES BALÍSTICOS

Por otro lado, y cumpliendo con otra de las tareas encomendadas, el grupo de vulcanólogos revisó todo el flanco oeste del volcán para identificar rastros del impacto de proyectiles balísticos como consecuencia de la explosión del pasado 25 de julio, evento clasificado como el mayor en lo que va del año. Así, registraron alrededor de una docena de cráteres de 2 metros de diámetro aproximadamente, ubicándose el más lejano a una distancia de 1.4 km del cráter. El personal del OVS recogió fragmentos de estas bombas para su posterior análisis.

“La expulsión de este tipo de material se produce principalmente en eventos que liberan gran cantidad de energía. La explosión del 25 de julio liberó 804 Megajoules (MJ). En estos momentos no puede descartarse la ocurrencia de una explosión de magnitud leve o moderada, por lo cual instamos a la población y turistas no acercarse a la cima del volcán”, concluyó el Dr. Orlando Macedo, director del OVS.

PARA VER EL VIDEO RESUMEN DE ESTAS LABORES, HAGA CLICK AQUÍ

Profesionales del OVS efectuaron estas labores como parte de sus acciones
periódicas de monitoreo del Ubinas.