13 años tomándole el pulso al volcán Misti, por MSc Riky Centeno

Por MSc Riky Centeno, vulcanólogo del Instituto Geofísico del Perú - Sede Arequipa

Hablar del volcán Misti es fascinante y muchas veces complejo. En las últimas semanas se ha venido informando en distintos medios de comunicación que está activo y que en un futuro próximo o lejano iniciaría una erupción, lo cual significaría un verdadero peligro para 1 millón de habitantes asentados en sus faldas. Pero, ¿cuánto realmente se conoce acerca de este emblemático coloso arequipeño?

Ocurrida la crisis eruptiva del Sabancaya, por los años 90, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) inició una serie de trabajos científicos orientados a la investigación vulcanológica en el sur del país. Luego, con los avances tecnológicos, métodos numéricos novedosos, la integración de computadoras al análisis y la adquisición remota de datos sísmicos, así como el apoyo internacional del Instituto de Investigación para el Desarrollo de Francia (IRD) fue posible, en octubre de 2005, la instalación por primera vez en el país de una red de vigilancia sísmica de cinco estaciones sobre el Misti. Los estudios realizados en este volcán desde 1994, específicamente las tres campañas de estudios sísmicos realizadas entre los años 1998 y 2001 (después del terremoto de 8.2 Mw ocurrido en el sur del Perú el 23/06/2001), confirmaron la existencia de sismos asociados directamente a actividad del macizo volcánico.

Han pasado casi 13 años desde la puesta en funcionamiento de la red de vigilancia permanente sobre el volcán Misti, y gracias a esta valiosa información hoy en día se tiene un mejor conocimiento sobre los procesos que tienen lugar al interior del volcán, los cuales, a su vez, permiten hacer seguimiento y pronóstico ante una eventual crisis eruptiva de nuestro icónico volcán. Actualmente, el Misti registra un promedio de 45 sismos por día, todos de baja magnitud e imperceptibles al sentido humano (<3ML). Cada quincena se emiten reportes sobre su actividad a las diferentes autoridades y personas vinculadas a la gestión del riesgo de desastres, así como el público en general en la página oficial y redes sociales del IGP.

Ante la pregunta, ¿está bien vigilado el volcán Misti? La respuesta es que sí, lo está, pero todavía es necesario mejorar dicha vigilancia aún más considerando su nivel de riesgo, el cual es "muy alto". Por ello, mediante la ejecución del proyecto del “Laboratorio Geofísico del Sur”, a cargo el IGP, en los próximos meses se mejorará la vigilancia sísmica con otras técnicas de monitoreo como la geodesia y la geoquímica, integrando nuevos equipos y talentos humanos. Esto, sin duda, mejorará el actual sistema de alerta temprana de erupciones volcánicas en el sur del Perú.

Publicado en la edición impresa del diario Correo Arequipa el 24 de julio del 2018